El primer vestido de novia de Cortana fue el de Rosa Esteva, directora creativa de Cortana, en 2003. Desde entonces, Rosa y su equipo ofrecen creaciones para que las novias sean totalmente felices en el día más importante de su vida. 

Las creaciones de Cortana están dirigidas a mujeres que buscan la excelencia. Este mensaje se transmite a lo largo de todo el proceso de creación y se refleja en el atelier de Barcelona, donde cada prenda es diseñada y producida con el espíritu de la alta costura, trabajando con tejidos nobles procedentes de las mejores empresas textiles francesas e italianas.